Moda para trabajar: códigos de vestimenta de la oficina

moda para trabajar en la oficina

Los códigos de vestimenta de oficina son a menudo recursos mal definidos que dejan a los empleados inseguros de sus límites de vestimenta. Por eso, te queremos hablar de este tema, para que no te vuelva a ocurrir y siempre sepas qué ponerte en tu trabajo de oficina. Los códigos de vestimenta son solo uno de esos puntos de conversación que parecen causar más confusión de la que disipan, independientemente de las buenas intenciones que puedan haber detrás de ellos.

Añade a eso la cultura cada vez más informal de la vida pública (sudaderas, chanclas, pantalones de yoga…), Y no es de extrañar que muchos de los trabajadores de oficina de hoy se queden pensando sobre cuáles son las reglas de qué ponerse para trabajar. Pero a partir de ahora ya no tendrás más problemas en esto, ¡ten en cuenta nuestros consejos!

Observa las señales de moda de tus compañeros

No estamos diciendo que debas vestirte como tus compañeros como si fueses un clon. El objetivo aquí no es tanto imitar, sino tratar de determinar exactamente en qué dirección sopla el viento de la moda. Para hacerlo, busca a las personas más exitosas de tu oficina. Mira la forma en que se combinan e intenta imaginar qué tipo de combinaciones de vestuario ya tienes colgadas en tu armario que podrían encajar en el prototipo de la cultura de esa institución en particular.

Si no tienes opciones de ropa, es probable que tengas que ir de compras. No dejes que esto te abrume. Piensa en lo que ha visto en algunas de las personas más exitosas en tu entorno de trabajo, piensa en lo que tienes en tu armario, luego echa un vistazo a algunos de los blogs y sitios web de moda, como aquí mismo… ¡y empieza a pensar en la ropa que tendrás! Escoge piezas de ropa que encajen contigo, con tu trabajo y tu cuerpo.

moda para trabajar en la oficina
pinterest.com

Escoger la ropa correcta para la oficina adecuada

Si bien no hay dos entornos de trabajo iguales, hay ciertas piezas que funcionarán en algunos entornos y no en otros. Conocer la tuya propia (y las políticas oficiales) es la clave para hacerlo bien en última instancia. Dicho esto, hay algunas prendas de vestir en particular que parecen aparecer constantemente como puntos conflictivos para los empleados que luchan con los códigos de vestimenta.

Medias

Por anticuado que parezca, las medias son algo que todavía se requiere en muchos entornos corporativos más formales. Aquellos que trabajan en entornos más informales o creativos invariablemente tendrán más libertad para deshacerse de las pantimedias, especialmente en los meses más cálidos del verano.

Si tienes dudas sobre si tu oficina frunce el ceño ante un par de piernas desnudas y no puedes encontrar ninguna respuesta al observar el código de vestimenta de su empresa, sigue las indicaciones de los miembros superiores del personal.

Pantalones cortos

A menos que trabajes en la moda o en el tipo de ambiente relajado y de emprendimiento que parece existir solo en los programas de televisión, los pantalones cortos probablemente no sean aceptables. 

Incluso si tienes la suerte de poder usar un par de pantalones cortos en la oficina, tendrás que asegurarte de que sean más largos, estilo bermuda y que puedas combinarlos con zapatos planos cerrados o mocasines si lo que quieres es usarlos con las piernas descubiertas. Combinado con un blazer y una camisa con botones, este es un look que puede ser elegante y andrógino e inesperado si el entorno lo permite.

moda para trabajar en la oficina
pinterest.com

Zapatos abiertos o sandalias

En entornos corporativos formales, puede ser apropiado usar un zapato de tacón bajo, pero probablemente no sea aceptable un zapato de punta abierta. Solo asegúrate de que tus zapatos se vean conservadoramente sofisticados, y que no hagan ese ruido molesto cuando caminas.

Para entornos de oficina menos formales, los zapatos abiertos deberían estar bien, solo elige un par que no sea demasiado sexy (es decir, sin purpurina, plataformas o tacones transparentes). Más cobertura es mejor que menos, aunque aquellos que tienen mucha libertad creativa en el trabajo probablemente podrán usar incluso las sandalias con tiras con facilidad.

Sin embargo, las chanclas no pertenecen a ningún entorno de oficina, por más relajado que sea. Si todavía te estás quitando la arena de los zapatos de tus últimas vacaciones en la playa, probablemente no sean apropiados para la oficina.

moda para trabajar en la oficina
pinterest.com

Tu abuela tenía razón

Como dicen, a veces las mejores formas son las antiguas. Una de las formas más fáciles de controlar si no estás segura de que algo sea apropiado es preguntarte si tu abuela lo aprobaría. Considera cada pieza de ropa individualmente en lugar de como la suma de todas las partes de su apariencia, y pregúntate: «¿Qué pensaría la abuela?» Si estás bastante seguro de que la abuela te enviaría a casa a cambiarte, elige otra pieza.

Ir arriba