Lo último para este mes, además del clima, son los coquetos vestidos de verano, que siempre deben tener, con colores pasteles cremosos, marrones y beiges, yuxtapuestos con salpicaduras de colores impactantes.

Las  mejores opciones que hay para junio del 2010 son:

  1. Una camiseta marinera, con manga tres cuartos, elaborada en algodón fino.
  2. Un vestido a rayas, con colores vivos y un corte que emule a los años 60´.
  3. Un vestido de gasa con aplicación de encaje en la parte superior.
  4. Un vestido romántico con escote romántico y hombros de tiritas.
  5. Polerón con cierre de algodón, en tono gris metálico. Esta es mi prenda favorita, combinable con jeans, shorts y mini faldas.
  6. Una blusa de seda es también imprescindible para el verano.
  7. Una novedosa chequera nudo, hecha en tela a modo de cartera.
  8. Sudadera manga larga, como la de Urban Outfitters marcada en la foto.
  9. Un reloj con pulsera de cuero de charol y cadenitas brillantes de oro.

En verano siempre hay más opciones para vestirse de modo entretenido. Por lo que me he fijado, las mujeres se atreven más con el color en temporada de calor, aunque también hay poca oferta de vestuario colorido para invierno, en realidad, es un poco de ambas cosas.

Vía

3 Comentarios

Comments are closed.