En el Día del Medioambiente hablemos de: Moda Sostenible y todo lo que debes saber sobre esta tendencia que ha llegado para quedarse y revolucionar.

Comencemos por el principio…

… ¿es más que una moda más?

¿De qué hablamos cuando hablamos de moda sostenible?

Al hablar de moda sostenible, normalmente acude a la cabeza el eco-etiquetado, producción en fábricas remotas con polémica asociada pero con grandes esfuerzos por resolverse y tejidos cada vez más naturales y libres de productos tóxicos (como pasa con la cosmética natural). Afortunadamente, esa percepción se confirma en todo el mundo gracias a la expansión de firmas internacionales y jóvenes emprendedores que están dando una vuelta de tuerca al concepto de moda sostenible.

En las bases del modelo de negocio de la moda sostenible figuran como criterios fundamentales:

Moda sostenible
Fuente: Unsplash
  • La conservación de los recursos naturales.
  • El bajo impacto ecológico de los materiales empleados – que deben ser susceptibles de unirse posteriormente a la cadena de reciclaje.
  • La reducción de la huella de carbono; y, no menos importante:
  • El respeto por las condiciones económicas y laborales de los trabajadores que han participado desde la materia prima hasta el punto de venta. De este punto también hablamos en nuestro artículo sobre reflexiones del mundo de la moda en el Día de la Mujer.

Son ya muchos los diseñadores, modelos y celebridades de renombre dentro del mundo de la pasarela que reivindican la moda sostenible. Entre ellos destacan Lucy Tammam, Stella McCartney, Frock Los Angeles, Amour Vert, Edun, Stewart+Brown, Shalom Harlow o Summer Rayne Oakes.

Entonces,

Moda sostenible
Fuente: Unsplash

¿Qué es la moda sostenible?

La moda sostenible, también llamada “moda ética” o “slow fashion“, es una parte de la creciente filosofía del diseño y tendencia de la sostenibilidad, cuyo objetivo es crear un sistema que pueda ser apoyado indefinidamente en términos de ambientalismo y responsabilidad social.

Es decir, moda hecha respetando esos fundamentos que comentamos arriba. Moda con principios.

¿Es posible realmente una moda sostenible? 

Poco a poco, la moda sostenible está encontrando su espacio dentro de la industria. Se celebran certámenes, festivales, cursos, programas de inserción, también ha crecido la información especializada en blogs, etc.

Más que una simple tendencia está pasando a ser una demanda real de los consumidores de moda. Una nueva generación que valora las marcas comprometidas con el entorno, la sociedad y el medio ambiente. Una generación que cada vez presiona más a las marcas para que se responsabilicen y que cada vez más toma sus decisiones de compra con cabeza. Los jóvenes prefieren vincularse a marcas con propósito.

Moda sostenible
Fuente: Unsplash

*Tenéis mucho contexto de este tema en nuestro artículo sobre las tendencias de belleza que dominaron 2017.*

También en Madrid se vienen celebrando desde hace cuatro años las Jornadas de la Moda Sostenible.

Materiales de la moda sostenible 

Hay muchos factores al considerar la sostenibilidad de un material. Por ejemplo, la renovabilidad y la fuente de una fibra, el proceso de cómo una fibra cruda se convierte en un textil, las condiciones de trabajo de las personas que producen los materiales, y la total huella de carbono de ese material.

Las fibras naturales son fibras que se encuentran en la naturaleza y no son fabricadas a base de petróleo. Las fibras naturales se pueden clasificar en dos grupos principales, celulosa o fibra de plantas y proteína o fibra animal.

Por su parte, las fibras recicladas o regeneradas están hechas de pedazos de telas recogidas de fábricas de ropa, que se procesan de nuevo en fibras cortas para girar en un nuevo hilo.

Moda sostenible
Fuente: Unsplash

Diseñadores más emblemáticos de la moda sostebible

En Europa las marcas de renombre son Re-Bello de Italia, armedangels de Colonia, Alemania, la moda Ajna-Orgánica de Alemania, Nudie Jeans de Suecia, Pelechecoco de Dinamarca, KamiOrganic de París, Green Shirts de Alemania, Pantalones de la Pobreza o zapatos Po-Zu de Londres, room to roam de Múnich, accesorios Royal Blush de Suiza, Wabi Sabi Eco Moda Concepto de España o la Bio Shirt de Berlín.

En Costa Rica e Italia, Generación Pacifique tiene un rol importante en un nuevo movimiento global encaminado a elevar la conciencia humana y la ropa con conciencia ecológica.

Hay algunas organizaciones que trabajan para aumentar las oportunidades para los diseñadores sostenibles y aumentar la visibilidad del movimiento. La Asociación Nacional de Diseñadores de Moda Sostenible es una de esas organizaciones. Su propósito es ayudar a los empresarios con empresas en crecimiento relacionados con la moda que crean el cambio social y son respetuosos con el medio ambiente.

En España se creó en septiembre de 2011 la Plataforma de Moda Sostenible Slow Fashion Spain, que pasó a llamarse después Slow Fashion Next para dar formación a profesionales del sector textil en temas de sostenibilidad, negocio, y economía circular aplicada a la moda, y para dar visibilidad a las marcas que siguen criterios sociales y medio ambientales.

Controversias alrededor de la moda sostenible

Moda sostenible
Fuente: Unsplash

La producción de algodón con bajo impacto ambiental y fibras naturales resulta mucho más costosa que las formas tradicionales. Frente a todas estas opciones, los impactos que genera la producción de nuevos materiales hace que de los materiales reciclados, reaprovechados o procedentes de excedentes sean probablemente la opción más sostenible, ya que esta materia prima no requiere de agricultura y ni de fabricación para su producción.

Aún así, los diseñadores están buscando nuevas alternativas sostenibles para innovar.

Recientemente, otra alternativa a la moda sostenible ha emergido, la cual utiliza fibras sintéticas con un proceso llamado tecnología AirDye que elimina toda el agua del proceso de teñido y estampado. Mientras que los críticos todavía apuntan a los productos químicos utilizados en la fabricación de materiales sintéticos, este método reduce significativamente el consumo de agua y la contaminación, mientras que el algodón (orgánico o no) utiliza una gran cantidad de agua durante las fases de crecimiento y teñido.

Futuro de la moda sostenible

La industria de la moda ha dejado de funcionar con un objetivo exclusivamente estético. Lo que hay detrás de cada prenda que lucimos en nuestro día a día cada vez importa más, pese a que las grandes de franquicias de la conocida como fast fashion no tengan, aparentemente, competencia.

El impacto medioambiental que supone fabricar una camiseta, las condiciones en las que trabajan personas que se encargan de confeccionar la ropa o el país de donde procede cada una de las prendas influye, cada vez más, en la decisión del consumidor a la hora de comprar en una u otra tienda.

Moda sostenible
Fuente: Unsplash

La moda ya no solo significa estar guapa, tener estilo o vestir las últimas tendencias. En el siglo XXI, la cuestión va más allá. Se trata de comprar con una serie de principios, de ver lo que hay detrás de lo que vestimos. Por eso, cada vez son más las firmas que surgen dentro del ámbito moda ética o sostenible. Por lo general, son marcas que fabrican en España o, al menos, en Europa, que cuidan el medio ambiente en su proceso y, ante todo, cuidan que las condiciones de trabajo sean lo más óptimas posibles.

¿Qué os parece esta tendencia? ¿Cuáles son vuestras marcas favoritas de moda sostenible?