El desfile de la diseñadora Montse Bassons en la Cibeles Fashion Week ha sido una de las apuestas más arriesgadas en innovadoras de lo visto hasta ahora. Sus diseños en trajes de baño no podían tener una estética más nueva y original. Sus creaciones nos destapan a una mujer independiente y segura de si misma y de su feminidad.

Las modelos han desfilados con unos tupés interminables, guantes de motorista y sandalias negras de tiras con tacones kilométricos, una estética de inspiración puramente motera con guiños ochenteros. Se han visto estampados animales, brillos metálicos, transparencias, encajes, cadenas, licras metalizadas y de nuevo trikinis y braguitas altas.

Hemos visto también diminutos volantítos y hombreras para traje de baño altamente sensuales.

Los tonos mayoritariamente oscuros y metalizados. El protagonista de la colección sin duda el negro, mezclados con verdes, morados y tonos cobre.

La linea que propone Bassons rompe con la estética de los trajes de baño que hemos venido viendo los últimos años, más ligada a los tonos suaves, diseños marineros y florales y toques baby doll. Parece que este año triunfara la estética de “las chicas malas” con bikinis de inspiración nocturna que evocan amazonas guerreras con tintes futuristas.

Definitivamente, nos viene mal un cambio de estiloen la linea de baño,  quizá es en lo que menos innovamos las mujeres. Terminamos comprando el mismo estilo de bañadores y bikinis cada año, así que esta temporada a las más aventureras les tocará innovar.