Las propuestas de moda de Nicola Finetti en la Semana de la Moda en Australia 2010, nos dejan en claro que el diseño se puede mezclar perfectamente con la arquitectura.

La fineza de los diseños, su elegancia y sofisticación nos dejan ver desde lejos los detalles más finos, como hileras de cuentas, volantes color mantequilla, faldas llenas de pliegues, escotes en la espalda, pliegues en las mangas y dobladillos.

Las telas brillantes tomaron protagonismo en la oportunidad, junto con los velos, gasas y tules. Estos vestidos que ven en las fotos, satinados y brillantes,  son una propuesta de uso diurno, sin embargo, estoy segura que serían sensación si los usan de noche, en un cóctel o cena, por ejemplo. Durante el día ya no existe prejuicio en usar telas brillantes, una gran cosa para todas las que nos gustan las lentejuelas, las telas con brillo y los bordados.

Vía

2 Comentarios

Comments are closed.