Plastic surgeon woman holding different size silicon breast implants in surgery room interior

Cuando hablamos de operaciones de pecho, a todo el mundo se le viene a la cabeza la típica operación de aumento de pecho con un implante mamario. Aunque suele ser la más habitual, no es la única, sino que existen otro tipo de operaciones relacionadas con este parte del cuerpo femenino que también son demandadas por las mujeres y que pueden ser menos conocidas. El fin de todas ellas, es conseguir que la mujer se sienta bien con su figura, y para ello es importante saber elegir a los mejores especialistas en cirugia estetica de pecho en Málaga, Madrid, Barcelona o cualquier otra parte del mundo.

Plastic surgeon woman holding different size silicon breast implants in surgery room interior

Como pensamos que este tema es interesante, hoy hablaremos de 5 tipos de operaciones de pechos diferentes que pueden ofrecernos las clínicas de estética.

Mamoplastia de aumento

Como hemos comentado anteriormente, la operación para el aumento del seno suele ser la intervención más habitual. Se lleva a cabo cuando las personas no está contento con sus senos y decide pasar por el quirófano para aumentarlo unas tallas y de esta forma sentirse mejor con su apariencia. En estos casos, lo que se suele hacer es colocar una prótesis de silicona que aumentará el volumen del pecho. El tamaño de esta prótesis dependerá de la petición de la persona, pero siempre dentro de unos límites para no poner el riesgo su salud. A la hora de su colocación, este implante mamario podrá ser colocado por la parte superior del músculo o bien por debajo de este.

Mamoplastia reductora

Igual que hay mujeres que desean aumentar el volumen de sus pechos, también las hay que no están contentos con el tamaño de los suyos al ser muy grandes y desproporcionados, llegando incluso a producir dolor constante en la espalda. Tener un pecho demasiado grande puede ocasionar problemas a la hora de llevar a cabo ciertas tareas cotidianas, como puede ser la realización de alguna actividad física cuando de una profesional se trata. En este tipo de cirugía, se elimina el exceso de grasa y piel, consiguiendo un tamaño de mama más proporcional a su cuerpo.

También te puede interesar:
La importancia del ejercicio para prevenir y controlar la diabetes

Aunque suele ser una operación habitual dentro de las mujeres, también se puede dar el caso de que algún hombre pase por quirófano para reducir el tamaño de sus pechos cuando sufre un problema que se conoce como ginecomastia.

Mastopexia

Con esta otra cirugía relacionada con los pechos, lo que busca es levantar los senos, dándole una forma más bonita a la mama, especialmente en aquellos casos cuando está muy caída y flácida. Suele ser habitual la aparición de este problema tras el tiempo de lactancia, cambios bruscos en el peso de las personas o bien a partir de una cierta edad.

En esta cirugía, el cirujano levanta la mama, removiendo el exceso de piel y comprimiendo el tejido, siendo común realizar esta cirugía al mismo tiempo que la mamoplastia de aumento o reducción, dependiendo del caso.

Aumento de pecho con grasa

Se trata de otra técnica diferente para conseguir aumentar el tamaño del pecho. Algunas de sus principales características, es que se consigue unos resultados más naturales al tacto y a la vista, lo que se traduce en elevados índices de aceptación por parte de las clientes.

Para aumentar el pecho con esta técnica, es necesario llevar a cabo dos intervenciones. Por un lado hay que sacar el tejido adiposo de alguna zona del cuerpo y posteriormente inyectarlo en las mamas para conseguir el aumento deseado. Una de sus grandes ventajas respecto al uso de implantes de silicona, es que se elimina el riesgo de cualquier incompatibilidad, a la vez que se reduce el volumen de otras partes del cuerpo.

También te puede interesar:
Podrías sufrir acné cosmético y no saberlo, combátelo de forma natural

Mamas tuberosas

El término mamas tuberosas hace referencia a una malformación en el pecho femenino, afectando la estructura de los senos. Suele ser debido a un trastorno en la fase de desarrollo, donde el pecho de forma alargada pero sin el volumen necesario. Esta situación puede afectar muy negativamente a la autoestima de la mujer, afectando a su calidad de vida.

En el caso de que estéis pensando en operaros el pecho, por cualquier motivo, lo más importante es que elijáis bien la persona que os realizará la operación para aseguraros de que todo saldrá a la perfección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here