Si hay algo que dejó en claro la Semana de la Moda parisina es que la Primavera es sinónimo de florecimiento.

Culpemos a la crisis por la falta de inventiva, pero lo cierto es que, si de recortar gastos se trata, el escenario será (afortunadamente) la variable de ajuste.

Una pasarela sembrada de pétalos de colores recibió la colección de alta costura Primavera / Verano de Riccardo Tisci para la casa de Givenchy.

givenchy1   givenchy2

Con aires góticos y románticos, piezas ultra femeninas formaron parte de esta presentación, en la que predominaron tonalidades pálidas del amarillo, celeste, malva y marfil

Minifaldas, vestidos entallados y encapados de chiffon, chaquetas con hombreras y corsets debajo de blusas transparentes fueron algunas de las prendas desfiladas.

 givenchy6   givenchy3

La delicada estampería pudo apreciarse hasta en las mangas abombadas de las piezas, con detalles de pedrería.

El uso de cuero y de importantes colgantes metálicos otorgaron a la colección un look más atrevido.  

givenchy4   givenchy5

Entre los invitados se encontraban Kanye West, Roisin Murphy, Daphne Guinness y la editora de Vogue Francia, Carine Roitfeld.

La cara de la campaña de esta magnífica colección fue la italiana Mariacarla Boscono, fotografiada por Inez Van Lamsweerde y Vinoodh Matadin.

Riccardo Tisci demostró ser, una vez más, el amo de la sensualidad, razón por la cual artistas de la talla de Madonna lo prefieren para diseñar el vestuario de sus shows.