La colección de Primavera/Verano 2010 de Armani Privé también fue una de las más esperadas en la jornada de ayer de la Paris Fashion Week Haute Couture.

Si en la línea de Christian Dior pudimos ver una gran variedad de tonos pasteles, en este caso el abanico de colores se reduce básicamente a dos: el negro y el blanco. Una apuesta segura por la elegancia y que vuelve a confirmar que el blanco es el color de la temporada. En el desfile pudimos ver sobre todo telas luminiscentes, líneas curvas, y bordados que imitan a los cráteres de la luna.

Y es que ha sido precisamente la luna la que ha inspirado esta nueva colección del diseñador. “Siempre necesito un gancho para empezar una colección, y escogí la luna pensando en algo romántico y soñador, lejos de nuestra vida diaria. Algo menos áspero.” en propias palabras de Giorgio Armani.

La apuesta fuerte de esta temporada de Armani Privé son los largos vestidos asimétricos, y los trajes de falda y chaqueta, siempre con un toque lunar, ya sea mediante broches, o mediante las propias líneas que definen los conjuntos.

Podéis ver la colección completa si seguís leyendo.

Fotografías de Marcio Madeira.