La colección de Karl Lagerfeld para Primavera/Verano 2010 de Chanel, ha sido, sin duda, la que más me ha fascinado. Con una estética entre lo romántico, lo rococó e incluso un poco espacial, Chanel apuesta por los colores pastel (¡me chiflan!), los plateados, y el blanco, sobre todo el blanco.

En esta ocasión pudimos ver desde trajes de chaqueta con pantalones cortos o falda, hasta vestidos sin mangas y con formas imposibles. Algunas prendas parecen de metal o cristal, y los bordados y la pedrería se funden y llegan a formar parte de la estructura de la pieza. 

Mejor que lo veáis vosotros mismos después del salto. Un cosa es segura: el dorado ya no se lleva, ¡ha dejado su legado al plateado!

Fotografías de Monica Feudi / Gorunway.com

Comments are closed.