Que colorete favorece

No es lo mismo maquillar una piel blanca que una bronceada, o un rostro alargado y uno redondeado. Por eso, te damos algunas claves para utilizar el rubor como es debido. Porque el colorete favorece a todas, pero el secreto está en saber cuál elegir y cómo aplicarlo.

Es el cosmético perfecto para conseguir esa sensación de ‘buena cara’. Sube el tono de la piel, resalta los pómulos, marca las facciones y despierta el rostro. Pero, ¿qué color es el mío?, ¿qué textura utilizo? o ¿en qué dirección me lo aplico? Tranquila, con el siguiente manual de uso, te resolvemos todas estas dudas para saber qué colorete favorece y cuál es el que mejor te va.

Qué colorete favorece las pieles claras

Si eres de piel de porcelana, (clara y que no se broncea demasiado con el sol), apuesta por los tonos rosados, melocotón o corales. Los rosados déjalos para la temporada de invierno, cuando la piel está blanca nuclear. En verano, aunque no estés muy bronceada, saca los tonos melocotón y corales, aportan un tono más a la piel y realzan el (poco) color que hayas cogido en la playa.

 

Qué colorete favorece las pieles bronceadas

Piensa que la piel es como un lienzo. Cuanto más oscuro sea, más intenso deberá ser el color que se aplique, así que si eres de las que se ponen morenas fácilmente y en invierno siguen teniendo ese tono de piel oscuro que tanto favorece, apuesta por tonos terracota, color vino o rojizos. En verano puedes optar por los coloretes dorados con algo de brillo, para además de ‘subir el bronceado’, aportar un toque de luz al rostro.

Cómo aplicar el colorete

Una vez elegido el color, toca saber cómo aplicarlo. Te lo contamos con un truco muy sencillo apto para todos los rostros.

Para saber la dirección perfecta en la que aplicar el colorete, coloca un extremo de la brocha en la comisura de la boca y el otro extremo, en la oreja, justo en la patilla. Verás que es una línea diagonal. Pues bien, es ahí, justamente, donde debes aplicar el producto. Eso sí, aplícalo siempre desde el centro del ojo, ¡nunca al lado de la nariz!

Qué textura de colorete favorece

Depende, sobre todo, del acabado que quieras conseguir.

Coloretes en polvo

Si quieres un acabado aterciopelado, escoge coloretes en polvo. Las texturas sueltas logran el ansiado efecto mate. Si huyes de los brillos… esta es tu textura. ¿La mejor manera de aplicarlo? Con una brocha de pelo natural. Imprégnala en el producto, sacude un par de veces para quitar el exceso y aplica en sentido diagonal hacia la oreja.

colorete favorece
Colorete: Nars

 

Coloretes en crema

Si prefieres un acabado jugoso y brillante, opta por los coloretes en crema. Tienen muchos beneficios. Al ‘pegarse’ a la piel, duran mucho más, se aplican fácilmente y no necesitan ser retocados. Aplícalo con una esponja de maquillaje a toquecitos. ¿Un truco? Humedece la esponja con unas gotas de agua y después mójala en el colorete, conseguirás un efecto mucho más natural.

Colorete favorece
Colorete: Bourjois

Coloretes líquidos

Sí, parecen lacas de uñas, pero son coloretes líquidos. Estos coloretes favorecen a todo tipo de rostros, sin excepción. ‘Tiñen’ la piel sutilmente y ruborizan de manera natural. Son muy duraderos y se pueden aplicar con la yema de los dedos. ¿Un consejo? Aplica el sobrante en los labios. Funcionará como labial permanente.

 

colorete favorece benefit
Colorete: Benefit

¿Dudas resueltas? Si queda algún cabo suelto… echa un vistazo a los anteriores post de belleza. Tutoriales para contornear el rostro, maquillaje de San Valentín, o trucos de maquillaje para labios.