La colección Resort para el 2011 de Rag & Bone parece ser la tendencia que marcara la ruta de la moda, con una mirada fresca y urbana, que combina a la perfección lo que es usable a diario, con las capas y las líneas elegantes.

Las mejores prendas de la colección, incluyen un vestido de seda en color azul grisáceo, suéteres a rayas y con lana de angora y una chaqueta de tweed al más puro estilo militar. Todo lo de Rag & Bone se puede mezclar y esto entrega una versatilidad que poco y nada se ve en otro tipo de colección de ropa.

Lo más básico de la marca, son las camisas y los pantalones vaqueros, que por lo demás, están a precios muy atractivos. Y aunque digan por ahí que la frescura y la juventud no se pueden comprar, si se puede cultivar una actitud ¿verdad?.

Vía: style

1 Comentario

Comments are closed.