Los tacones decorados son un accesorio reservado solamente para las más atrevidas. Los que diseñaron de la marca Alexander McQueen, son por lejos los más estrafalarios y extravagantes, con una forma de torta que adorna en exceso los pies, pero se ven bien.

Los colores de los tacones, pueden ser negros, metálicos o ultra brillantes, pero siempre con un diseño que atrae las miradas a los pies, es inevitable hacerlo. Si lo pienso bien, los tacones decorados pueden causar furor en una fiesta, aunque no diría lo mismo si se trata de ir a la oficina, así que no perdería nada con probar un día de estos.

Para llevar estos tacones decorados, hay que tener también, un vestuario a la medida, que combine a la perfección, de lo contrario, podría verse demasiado ridículo. Creo que esos tacones plateados con cuero negro, y un par de pantalones de lamé, serían geniales para una fiesta, ¿no creen ustedes lo mismo?…

Fotos