Intentamos seguir avanzando cuales serán las tendencias de moda que llevaremos este verano. Y aunque ya van varias que les hemos explicado en Más de Moda, hoy les explicamos otra que empieza a recobrar la actualidad, y lo digo, porque hace años se llevaba a por doquier, y el año pasado hizo una pequeña aparición en algunas tiendas de moda. Hoy hablamos de Tie-dye. 

Para los que con el inglés no se lleven muy bien, les cuento que se trata básicamente de os degradados, es decir de esas prendas que empiezan en un color y acaban en otro. Para las puntillosas, lo ideal es el degradado de más a menos; es decir, de más oscuro a más claro. Sin embargo, hay más reglas para ir a la moda con la tendencia Tie-dye.

Y es que el monocromo en la tendencia de degradado ha pasado a la historia y ahora en lugar de utilizar los mismos tonos se pasa de un color a otro como si nada pasase, es decir que podemos empezar en amarillo y acabar en negro, y la tendencia nos lo propone casi como un must-have del 2012 en el armario. ¿Y en qué prendas lo llevamos? Pues en todo, pero jamás combinado, así si llevan el pantalón, lo demás liso, y si llevan la camiseta, más de lo mismo. ¿Qué me dicen, se apuntan?