Aunque sea difícil decirle adiós a los tejidos de punto, ya va acercándose el momento con la paulatina baja de las temperaturas, y va llegando el momento de darle la bienvenida al terciopelo, que se acerca en varias versiones: de lujo, con pelo aplastado y las variedades en tonos joyas, que nos adularán con su calor en este invierno.

El terciopelo es un tejido que les permitirá sentir el lujo sobre su piel, porque es el tejido que llevaban en el pasado, los ricos, los reyes y miembros de la realeza. Hoy el terciopelo, todavía conserva su aire señorial, su extrema elegancia y una suavidad que ni la seda podría opacar.

Los sustitutos más cercanos del terciopelo, son la pana y la gamuza, que incluso se toman parte de los vaqueros, adornándolos de un modo que los hace verse hermosos.

Los vestidos de terciopelo, son también fabulosos si se llevan junto a un par de botas. Los más prestigiosos diseñadores han hecho del terciopelo su materia prima para crear sus diseños en este invierno y otoño que se avecina.

Una prenda que yo encuentro imprescindible para todas las ocasiones, son los blazer de terciopelo. Cuando éstos van con una solapa de satín, quedan tan hermosos que pueden abrigarte cuando vas de fiesta con un vestido lujoso.

Vía: Refinery29