La sorpresa vino de la mano del desfile de Thierry Mugler que sorprendió a todo el mundo con una espectacular colección de corte dantesco y absolutamente onírico.

Vestidos impresionantes con soberbios diseños de alta costura en clave de fantasía al más puro estilo madrastra de Blanca Nieves, figuras súper entalladas con profundos escotes y mandas de farol XXL, aires demoniacos en el maquillaje, transparencias de corte sado y plataformas imposibles.

No en vano la protagonista del desfile fue Lady Gaga que desfiló por primera vez luciendo diseños basados integraménte en ella y con dos inmensas coletas que llegaban casi al suelo y que le daban un toque manga muy de cómic.

Impresionantes aunque poco poníbles los vestidos de fiesta cuya parte frontal era íntegramente transparente.

Cortes futuristas de heroinas y malvadas de ficción, leguins de cuero y algun que otro vestido o traje más terrenal eso sí en una gama de malvas y morados que pasaba de todo menos desapercibido.

Encantó este desfile por su corte original, divertido y su oda al diseño y la innovación. Sin duda merece la pena verlo.


Fotos : Elle

Comments are closed.