Desde la llegada del otoño, ciertas mujeres miramos el número 10 de la calle Ortega y Gasset de Madrid de reojillo y con impaciencia. Louis Vitton, Burberry, Jimmy Choo quieren llamar nuestra atención, pero nosotras esperamos otra cosa…

Es que la firma Tiffany & Co prometió abrir las puertas de su primera casa en España apenas las hojas de los árboles comenzaran a caer… y quienes nos consideramos admiradoras de sus diamantes -y de su incondicional Audrey Hepburn– no podemos con nuestra ansiedad.

En el mismo edificio que hasta hace un tiempo ocupó Versace –un local de dos plantas, con más de 1500 metros cuadrados y del que conservarán la fachada-, Tiffany se instala en la vía madrileña más cara movida por “el dinamismo de esta ciudad”, según explicó Cesare Settepassi, vicepresidente de la marca-.

Entre las colecciones que venderá, figuran joyas con diseños de Elsa Peretti, Paloma Picasso, Jean Schlumberger y Frank Gehry.

Al parecer, el desayuno imaginado por Truman Capote ya no nos quedará tan lejos… aunque sea para permitir asomarnos al escaparate.