Los zapatos Valentino son un lujo que no todas pueden permitirse. Nunca sabremos su verdadero precio porque en el proceso de fabricación no sólo se tienen en cuenta los materiales. También la capacidad creativa del diseñador, el prestigio de la marca y, por supuesto, el tiempo. Para resaltar este concepto, Valentino ha creado Timestrings,una colección de diez exclusivos pares de zapatos. La particularidad de estos es que en la hora llevan tatuados el tiempo empleado en fabricarlos. ¿No tenías curiosidad por saberlos?

Cada uno de los modelos tiene una inscripción. Por ejemplo, 01.39h:48′:39” significa que el modelo número 1 ha tardado en fabricarse 39 horas, 48 minutos y 39 minutos. El número 6 tiene la inscripción 06.40h:49′:18”. ¿No te parece increíble el tiempo que puede tardarse en fabricar uno de estos zapatos?

Los diseñadores de la colección, Pier Paolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri, han declarado que han querido investigar la concepción del tiempo, el arte y la armonía. Todos los zapatos de la coleccion, formada por botas, zapatos y sandalias, están hechos a mano. La colección oscila entre una amplia gama de nude, rojos, negros y estampados como lunares o pequeñas muescas. Unos zapatos preciosos, la verdad.

Los artistas han querido destacar que los mejores objetos de artesanía no sólo son definidos por la maestría de la colección, sino también por el tiempo empleado en la elaboración de los mismos. Los zapatos están disponibles en tiendas de Moscú, París, Londres y Milán. Eso sí, como ya habrás supuesto, no son nada baratos, pero ¿quién no ha deseado pasear sobre unos zapatos Valentino?