El Lip Gloss o brillo labial es perfecto para cualquier persona que desee una mirada fresca y juvenil sin tener que pasar por el bisturí del cirujano. El brillo de labios te da toda esa mirada reluciente y bonita que no te puede dar ninguna barra de labios. El brillo labial es un gran amigo de nosotras porque es económico, fácil de usar y se puede usar en cualquier lugar.

129

Elegir el brillo de labios:

Como la mayoría de los brillos son transparentes, realmente no hay manera de equivocarse con lo que sería el color del brillo, pero de todos modos no podemos pensar que sólo tendremos brillos transparentes sino de colores y con diferentes matices, por lo que hay que conocer algunas reglas básicas de maquillaje para elegirlo bien.

Si tienes la piel muy clara, trata de mantenerte alejada de los rojos profundos y morados, mejor trata de probar con tonos más sutiles, como el durazno, rosa pálido y claro. Para los colores de piel más tostados, un color rosa y medianamente rojo queda bien. Las pieles oscuras pueden usar cualquier color y siempre le queda bien.

39

Aplicación del brillo labial:

Los brillos labiales vienen en tubos, paletas, palos y frascos. La mejor elección será aquel que puedas aplicar directamente del tubo, en cambio esos que debes aplicar con los dedos son los peores, ya que ese es el caldo de cultivo para gérmenes y bacterias.

Consejos:

Prueba todos los colores y marcas que puedas a lo largo de año, después de todo, experimentando es la única forma que tienes de llegar al color y textura más adecuado para ti.

De vez en cuando, en vez de brillo aplícate una loción humectante y nutritiva que contenga protector labial, a fin de evitar que se te sequen los labios.

Fotos: flickr