El vicio de morder las uñas es insano y completamente antiestético, esto bien lo saben las que sufren este trastorno que refleja una imagen de inseguridad y ansiedad extrema.

mani

Para dejar de morder las uñas hay algunos trucos que pueden ser de utilidad, pero todo esto no sirve de nada si no se complementa con la fuerza de voluntad suficiente para ir dejando relegado a un segundo plano el mal hábito.

Lima: Una forma de mantener la ansiedad por morder a raya, es tener siempre a mano una lima de esmeril que sirva para pulir las uñas cuando les entre la ansiedad.

Tratamiento: Es recomendable dedicarse todos los días algún tiempo para el embellecimiento de las uñas, ya sea limarlas, humectar las cutículas o pintarlas, no importa lo que se haga, lo importante es dedicarles algún tiempo.

Pinturas: Mantén tus uñas pulidas y pintadas con colores fuertes, como el rojo. Aunque no lo creas, a los hombres les encanta ver unas manos bien bonitas y arregladas.

Botella: Una botellita con algún líquido de sabor amargo puede ser un gran sustituto del hábito de morder las uñas. Cada vez que te sorprendas con las manos en la boca sin darte cuenta, bebe un trago de ese líquido y santo remedio.

Bolas de estrés: Hay en el mercado diversos productos que permiten relajar las manos apretándolos, tales como las bolas antiestrés, o un patito de goma incluso es útil.

Fortalecer: Para dejar que las uñas crezcan sanas y fuertes, hay que frotar sobre ellas un diente de ajo. Lo mejor es hacerlo los fines de semana o durante las noches, y al día siguiente se frotan bien con una ramita de perejil que neutralizará el olor.

Foto: flickr

2 Comentarios

  1. Hola, yo me muerdo las uñas y lo del diente de ajo me está ayudando mucho, muchas gracias a los colaboradores, y un saludo.

Comments are closed.