Trucos para el pelo dañado

Sigue estos trucos para el pelo dañado y repararás la melena en unas semanas. No hay secretos ni fórmulas mágicas, solo buenos hábitos, mascarillas naturales nutritivas y consejos de belleza caseros. ¡Ponte manos a la obra y vuelve a dar vida a tu melena!

Después del verano, no solo nosotros necesitamos trucos detox para volver con fuerza a la rutina. También nuestro cabello precisa de ciertos cuidados para recuperarse de todos los agentes dañinos a los que se ha visto expuesto durante el verano: el salitre marino, el sol, el cloro, los excesos en la alimentación, el incremento del uso de las planchas… Todo eso favorece la deshidratación de la melena. Hoy os traemos unos trucos para el pelo y hábitos a seguir para repararlo y volver a dotarle de brillo y salud natural.

Trucos para el pelo dañado

Trucos para el pelo dañado

Dale un buen corte

Antes de empezar a aplicar potingues, toca darle un buen corte a la melena. Es la estrategia infalible para empezar a reparar el pelo. Lo ideal es cortar, al menos, unos cuatro dedos de longitud pero, si no te atreves a cortar demasiado sanea al menos las puntas. Aconsejan hacerlo regularmente cada ocho semanas aproximadamente ya que las puntas abiertas encrespan el cabello y aportan un aspecto frágil a la melena. Además, sanearlo prepara la fibra para aceptar mejor cualquier tratamiento y mascarilla que apliquemos posteriormente.

Usa protectores del calor antes del secador o las planchas

En verano, el sol es el enemigo del pelo pero en invierno hay otros dos agentes mucho más dañinos que éste: el secador y las planchas. Son elementos que exponen al cabello a unas temperaturas extremas que, si los usamos habitualmente, podemos incluso quemarlo y eliminar la keratina natural de la fibra. Lo ideal sería retirar estas herramientas de nuestra rutina diaria, al menos durante unos meses, para que el cabello disponga del tiempo suficiente para regenerarse. Después, una vez haya ‘descansado’ el pelo, puedes usarlas siempre y cuando uses protectores del calor previamente. Aplícalo unos minutos antes de pasarte la plancha. Si es en spray, pulveriza a unos 20 centímetros de distancia. Si es en formato crema o líquido, aplícalo de medios a puntas.

No seques el pelo frotándolo con una toalla

Me atrevería a decir que más de el 80% de las mujeres lo hacemos. Salimos de la ducha, plantamos la toalla en la cabeza y… frotamos. Si no quieres estropear tu cabello, olvídate de este hábito. ¿Sabías que las fibras del pelo son mucho más frágiles cuando están mojadas? Por eso, cuando salimos de la ducha, deberíamos evitar desenredarlo, cepillarlo y realizar cualquier acción que pueda romperlo o encresparlo. ¿La solución? Después del acondicionador o la mascarilla, pasa un peine de púas anchas. Después aclara con agua sin frotar y seca con la toalla a toquecitos siempre desde las raíces hasta las puntas.

Extiende aceite en seco en las puntas

Uno de los mejores trucos para el pelo seco o dañado es aplicar una vez al día aceite en seco de medios a puntas. Si todavía no conoces este producto o nunca lo has probado, te invitamos a hacerlo porque realmente funciona. Es un gran reparador y logrará que el pelo luzca hidratado y brillante en unos segundos. Nuestro preferido es el aceite en crema de la línea Original Remedies de Garnier. Y no, no se trata de un post patrocinado sino que lo hemos probado y realmente funciona. Se aplica de medios a puntas y puedes hacerlo siempre que quieras: después de la ducha, cuando ya está seco, antes de salir de casa…

Evita lavar el pelo todos los días de la semana

Si eres de las que lava el pelo todo los días, cuidado. Es una de las formas más habituales de dañar el cabello y deshidratarlo. No olvides que casi todos los productos que usamos (por no decir todos) contienen productos químicos, detergentes y tóxicos que dañan la salud de nuestro pelo. Todos los excesos son malos y lavar el cabello todos los días puede tener el efecto contrario: que se ensucie fácilmente. De hecho, muchos dermatólogos aseguran que no se debe lavar más de una o dos veces por semana.

También te puede interesar: Qué es la cosmética natural y qué ingredientes tóxicos debes evitar

Usa protector solar en verano

Al igual que cuidamos nuestra piel en verano y la protegemos de los rayos UVA con protectores solares, el pelo también necesita un escudo contra ellos. Pero, ¿quién mete en la bolsa un protector para el cabello además del protector 50 para la piel? Pues a partir del próximo verano, deberíamos hacerlo todas. Éstos crearán una película en la fibra que evitará se queme, se reseque y pierda brillo durante la exposición al sol. Para evitarlo y no dejarse mucho dinero en el intento, os dejamos este post sobre cómo cuidar el pelo en verano por menos de 10 euros. 

Remedios caseros para el pelo seco y estropeado

cosmética natural
Fuente: Pixabay

Mascarilla de huevo y miel

Uno de los mejores acondicionadores naturales se hace con dos ingredientes que seguro tenéis en casa: huevo y miel. Para hacer una mascarilla nutritiva como ésta necesitarás:

  • dos cucharadas de miel
  • una yema de huevo.

Mezcla las cantidades en un bol hasta que salga una masa uniforme. Aplícalo sobre el cabello húmedo (de medios a puntas, evitando el cuero cabelludo) y deja que actúe durante media hora. Si tu melena está muy dañada, puedes dejar que actúe media hora más. Repite el proceso una vez por semana durante un mes.

Mascarilla de aguacate y aceite de oliva

Si la anterior mascarilla aportaba volumen y movimiento a la melena, ésta conseguirá hidratarlo y darle brillo al instante. Para ello necesitarás:

  • un aguacate maduro
  • una cucharada de mayonesa
  • dos cucharadas pequeñas de aceite de oliva virgen

Extrae la pulpa del aguacate. Cuanto más maduro, mejor. Es más fácil de manipular y aporta una mayor hidratación. Bate la pulpa hasta convertirla en puré. Después, añade la cucharada de mayonesa y vuelve a batir. Por último, añade dos cucharaditas pequeñas de aceite de oliva y mezcla hasta que salga una pasta homogénea. Esta vez, aplícalo desde la raíz del cabello. Realiza un masaje circular por el cuero cabelludo para activar la circulación y mejorar la absorción. Déjalo actuar durante una hora. ¿Un truco para favorecer la hidratación? Cubre el pelo con un film transparente o con un gorro de ducha.

Sigue estos trucos para el pelo dañado y seguro que pocas semanas tu melena vuelve a lucir brillante e hidratada. ¡Contadnos los resultados! Para terminar os dejamos estos trucos y consejos para disimular las raíces del pelo y la alopecia.