Las impresiones sobre tela, se han infiltrado en todos los rincones del armario de la mujer con estilo últimamente. Los temas de las impresiones son tantos y tan variados, que abarcan desde accesorios para tops, zapatos y pantalones.

Al parecer, todo se potencia en materia de moda, cuando hay recesión. Es una cosa rara pero lógica a la vez, que se explica por esa relación costo/beneficio, ya que ahora es muy fácil lucir con estilo aprovechando las prendas de bajo costo. Las tecnologías de fabricación de telas, y sus impresiones, han permitido que todas puedas tener a la mano un estilo nuevo y original.

Siguiendo este concepto de calidad y bajo costo, las diseñadoras Dries Van Noten y Isabel Marant han representado las inquietudes de las mujeres sobre la pista. Entre sus propuestas hay pantalones audaces, tops brillantes, chaquetas motoqueras manchadas, chaquetas de lamé alucinantes y jeans novedosos, con aplicaciones y patas ondulantes, además de pantalones harén con forma de zanahoria.

La gran ventaja de los pantalones impresos sobre otros de otro tipo es que, este tipo de pantalón da seguridad al moverse y caminar, ya que todas las mujeres tendemos a pensar que nos puedes estar mirando justo ahí donde tenemos algún defecto y este tipo de pantalón ayuda bastante a conseguir un efecto disipador de esas miradas invasivas.

Ojo que este estilo está reservado solamente para chicas con personalidad fuerte y atrevida. Las más tímidas, podrán seleccionar alguna pieza solitaria para comenzar a renovar su look y adoptar la nueva tendencia.

Vía: style