El aceite de oliva, es uno de los ingredientes más populares de la cocina, y si nunca lo han usado para embellecerse, se encontrarán con una golosina. El aceite de oliva es una necesidad para los platos de pasta,  pero también lo es para el pelo, las uñas, los labios, el cabello y la piel.

La razón de esto, es porque el aceite de oliva es muy rico en escualeno, un emoliente natural que penetra en la piel sin dejar partículas de grasa detrás. Además de esto, es muy rico en vitamina A, E y un número importante de polifenoles, lo que convierten al aceite de oliva en una buena base de belleza.

  • Para los pies, puedes aplicar unas gotitas de aceite de oliva antes de irte a acostar, luego te pones calcetas y al otro día verás que suaves están tus pies.
  • Si te has quemado con el sol, mezcla aceite de oliva con vinagre blanco y aplícate la mezcla antes de darte un baño tibio para aliviar y curar la quemadura.
  • El pelo seco y reseco, mejora ostensiblemente cuando le aplicas aceite de oliva, lo mismo que el cabello con caspa, al que puedes aplicar una mezcla de aceite de oliva con aceite de almendras. Dejas la mezcla por cinco minutos y luego enjuagas bien el pelo.
  • Si tienes la piel sensible, aplícate aceite de oliva sobre la piel, a modo de crema, antes de afeitarla. Para las piernas este truco funciona perfecto.
  • Los codos y las rodillas quedan extremadamente suaves y tersos cuando les aplicas aceite de oliva.
  • Si mezclas el aceite de oliva con jugo de limón, podrás ver que las manchas de la piel van desapareciendo.

Foto: flickr