La celebración de este Año Nuevo no tiene por qué ser igual a la de antes. Este fin de año hay que atreverse con vestidos de fiesta de colores y diseños divertidos.

La mayoría de nosotras, estamos algo acostumbradas a capear esa noche de jolgorio usando el tradicional vestido negro. Creo que ya es hora de cortar la famosa tradición y decantarse por un vestido osado, de una buena vez.

Aquí van algunos modelos para inspirarse. Si observan con detención, los vestidos largos, con tajos abiertos, no tienen un escote brutal, sino al contrario, dejan en un perfecto equilibrio el conjunto de quien lo lleva puesto.

Los escotes palabra de honor son a mi parecer, los que más se repiten para las fiestas, pero no puedo decir que por ser el tipo de escote más repetido es peor que otros, sino por el contrario, creo que todas lo eligen porque es el que mejor se ve.

El vestido que me encantó desde el inicio, fue uno rojo fruncido con un escote de un solo hombro, look que se completa con pendientes, pulseras de diamantes de imitación y sandalias en color plata.

Finalmente, después que tanto hablé de los vestidos negros, por lo aburridos y repetitivos que parecían ser, no puedo dejar de mostrar algunos que me parecieron diferentes a los que ya he visto hasta ahora. O al menos, eso creo.

Fotos: peachesboutique