anabel degradado color

Cuando se habla de moda tan importante es hablar de las formas como de los colores, sin duda el corte, la longitud y el estilo son fundamentales, pero la o las tonalidades que lo componen también lo son de cara al efecto final, en esta temporada se ha convertido en tendencia el efecto degradado, vestidos que comienzan con un color y acaban en el otro extremo con un tono totalmente distinto y van pasando de uno a otro de forma progesiva, muy modernista y original, dependiendo de la forma de nuestro cuerpo, puede sentarnos mejor claro arriba y oscuro abajo o al revés, hay que tener en cuenta que los tonos oscuros adelgazan y los claros crean efecto de mayor volumen, con esas pistas y el conocimiento de nuestro cuerpo, sabremos elegir el modelo que mejor nos siente.
Así era el vestido que Anabel lució en una de las últimas galas de Operación Triunfo, se trataba de un vestido de volantes, oscuro en el escote y que se iba aclarando de forma progresiva hasta llegar a la falda en blanco roto que en la parte inferior volvía a oscurecer ligeramente, no todos los vestidos con efecto degradado de color son de volantes, también hay vestidos en tela de una pieza tales que la propia tela está teñida con ese efecto, incluso hay modelos que son lisos en una de las zonas y estampados en la otra, comenzando en el dibujo de forma suave con pequeños detalles para luego acentuarse.

Personalmente me gustan más los que no tienen volantes y sobre todo aquellos con un color liso intenso en el escote, que luego tienen dibujos en la falda hacia la parte inferior, como el de Miss Sixty que llevó la novia de Pablo en una de las primeras galas de OT 2008, sólo tienen el inconveniente de ser vestidos poco discretos y que por lo tanto no se pueden poner con mucha frecuencia porque acabarían aburriendo, pero se trata de una opción excelente para una ocasión especial, si lo que buscamos es un estilo actual y juvenil.

1 Comentario

Comments are closed.