Existen algunos trucos que digamos, no son tanto como trucos de magia sino que hábitos de belleza que les ayudarán a mantenerse hermosas, con una piel brillante por más tiempo, sin necesidad de acudir a costosos tratamientos quirúrgicos y estéticos.

Entre los hábitos que tienen que desarrollar para conservar su piel tienen:

Descanso: El estrés es un problema de salud muy común que relentiza el normal funcionamiento del cuerpo. Incluso, pueden desarrollar graves dolencias como diabetes, hipertensión arterial y hipertensión. Aunque suene exagerado, cuando ustedes se estresan, la piel también se rompe.

Los principales efectos del estrés en la piel se visualizan como espinillas, puntos negros, ojeras, tonos de piel desiguales y piel seca. La piel necesita descanso, así que una salida esporádica a un spa, a ver una película y dormir lo suficiente, digamos que 8 horas por día al menos, ayudan.

Ejercicio: Caminar o trotar por 30 minutos todos los días hará que se sientan y vean mejor. Nada es mejor que oxigenar las células del cuerpo.

Higiene: La piel necesita estar limpia para regenerarse, por lo tanto, cada noche deben sacarse el maquillaje y utilizar productos suaves, acorde a su tipo de piel.

Hidratación: La piel se mantiene hidratada si beben suficiente agua y sellan esa humedad con las cremas apropiadas. La piel seca y áspera pierde su belleza, así que sólo tienen que beber 8 vasos de agua por día para que además, las toxinas vuelen muy lejos de su organismo. Finalmente, la piel lo agradece.

Foto: flickr