Las uñas cumplen una importante función estética y funcional, y ellas, al igual que nuestros ojos y rostro, requieren de cuidados especiales, sobre todo si queremos que crezcan más rápido.

111

En primer lugar, para tener uñas sanas, hay que mantenerlas con una manicura perfecta. Pero más importante que esto es cuidar que las uñas estén recibiendo la cantidad y calidad de nutrientes necesarios para que se mantengan en buenas condiciones, es decir, suficientes vitaminas y minerales, de lo contrario es muy probable que se rompan con facilidad, o incluso se manchen.

El primer indicador de la salud de la uñas, es el color, este debe ser rosado y parejo. Las vitaminas B, C y E son esenciales para el crecimiento de las uñas.

La biotina es también excelente para acelerar el crecimiento de las uñas, mientras que con el aceite de olivas las puedes untar para que se suavicen y sea más fácil arrancar las cutículas. Obviamente, tu estado de salud general debe ser óptimo para que tengas las uñas sanas, de lo contrario no hay ya demasiado que hacer.

Las uñas que se llevan este año, tienden a ser más cortas que largas, porque son más funcionales. Si se fijan en la mayoría de las campañas de moda, casi todas las modelos aparecen con sus uñas de un largo discreto, ya nada de uñas extra largas como vampireza, que además corren riesgo de quebrarse fácilmente y requieren de cuidados extremos para que se mantengan impecables.

Foto: flickr