El mundo de Jonny Johansson ha sido invadido por robots desde que era pequeño, y ahora lo es nuevamente por causa de sus hijos, que están obsesionados con las figuras de Clone Wars y otras figuras de colección. A partir de estas experiencias, es que Jonny se ha inspirado.

Las ideas ocurridas en medio de ese ambiente doméstico en la cabeza de Johansson aterrizaron esta temporada en Acné, una colección completamente teñida de ficción y fantasías. Dirigida por Iris Strubegger,  los modelos que viajaron a Londres para este espectáculo estaban pintados de colores brillantes con glitter y los zapatos, con un estilo miliciano más bien apocalíptico.

El ambiente generado con la propuesta de Johansson dio una fórmula que mezcla de manera uniforme la moda de estilo drapeado, los pantalones a los tobillos con un corte a la cadera  y con cremallera, suéteres de gran tamaño, bufandas y capuchas, sin contar con una pieza que le vino a dar el aire primitivo a la colección, porque estaba hecha completamente de patchwork, una gran chaqueta de pelo largo en estilo aviador, que dicho sea de paso, ha sido todo un éxito de la marca en otras ocasiones.

Vía