La moda española es cada vez más internacional. Esta vez le toca el turno a Amaya Arzuaga, que acaba de ser mama y se estrena esta semana en las jornadas Prêt-à-Porter para la primavera-verano 2011 de la capital francesa.La Burgalesa acaba de presentar su línea “AA” en la Cibeles Fashion Week de Madrid, ha estado seis años en presente en las pasarelas Londinenses y tres en las de Milán. Sus diseños tienen éxito porque ha conseguido como pocos imprimirle a sus creaciones un estilo único y absolutamente característico.

Esta colección está planteada desde el estudio de los perfiles y de la silueta de la mujer. El diseño de los modelos de tal forma que la vista frontal muestra algo totalmente diferente de lo que se percibe lateralmente. Se han desarrollado modelos en base a “crisálidas y mariposas”. Por la pasarela parisina van a desfilar 20 modelos con 41 looks, de momento sabemos que para esta ocasión la diseñadora ha escogido telas más orgánicas y las creaciones son más sutiles y etereas que otras veces.

Amaya Arzuaga Cibeles Fashion Week


Los diseños prometen ser originales y muy cortos, aprovechando la época estival van a permitir enseñar mucho las piernas. El juego de volúmenes también es la baza maestra de esta colección. Etéreos y ligeros van a jugar con los dos planos de la silueta formando una copa invertida. Arzuaga va a sorprender con vestidos de tul plastificado y modelos de construcción artesanal y complicado diseño creados con un material distinto similar a la rejilla plastificada. Definitivamente, si algo se puede decir de Amaya Arzuaga, es que sus colecciones siempre tienen un punto original, innovador y diferente. Sus vestidos llevan sello propio y suelen tener un diseño tan sumamente particular que nunca deja indiferente a nadie, o encanta u horroriza pero siempre apuesta por  el riesgo y eso en el mundo de la moda es un punto muy a su favor.

Parece que las piezas que desfilaran por la capital francesa vienen marcadas por un diseño y una materia prima que aboga por la innovación: mucho punto hecho a mano, viscosa, gazar de seda, algodón y atención: “seda plastificada con toques metálicos” escogida para el día. En cuanto a los colores, nos adelantan que no habrá azules ni verdes y que la presencia de los tonos acidos, tan típica en sus desfiles, esta vez será solo puntual.

En estos momentos, en los que casi todas las críticas de la pasarela Cibeles han ido enfocadas a la falta de originalidad e innnovación, esperamos con expectación lo que nos mostrará la semana Prèt-à-Porter parisína.

Fuente: EFE