Ya te hemos hablado en otras ocasiones de Andrej Pejic, el chico-chica que revolucionó las pasarelas posando con ropa femenina a pesar de ser un hombre. Poco se sabía de la vida privada de este modelo y de sus años antes de comenzar a desfilar en las pasarelas.

Gracias a una entrevista publicada recientemente en The Cut, hemos conocido algunos datos bastante curiosos de su adolescencia. Viéndolo hoy en día, vistiendo ropa de chica, podríamos pensar que fue un adolescente marginado con el que todos los chavales del instituto se metían. Pero nada de eso. En realidad, era bastante popular y llegó a ser la reina del baile.

Bueno, la reina y el rey. Porque Andrej Prejic consiguió el título durante dos años consecutivos: primero fue escogido rey, todo un honor para los chicos. Pero no contento con esa corona, al año siguiente fue escogido reina. No quiero imaginarme las caras de las chicas a las que venció…

También hemos sabido, gracias a esta entrevista, que su comida favorita son las lentejas (¡quién lo diría!) y que odia la comida que lo hace engordar (claro, y nosotras también). También añade que no descartaría cantar, actuar o lanzarse en una carrera de diseñador en un futuro.

Haga lo que haga, seguro que todos sus trabajos son muy conocidos, aunque sólo sea porque es Andrej Pejic, el it-boy-girl que debutó en la pasarela de la mano de Jean Paul Gaultier. Y es que su popularidad es tal que prevemos que será una especie de rey Midas, aunque sólo sea por el morbo de su androginia en la moda.