Las propuestas de Véronique Leroy  para la próxima temporada primavera verano 2012 se van de extremo a extremo en un interesante juego de opuestos.

Empezamos con looks recatados muy años 50; con faldas de vuelo con frunces o tablas que caen bajo la rodilla combinadas con tops cortitos por encima del ombligo y zapatos merceditas.

Hemos visto muchas prendas oversize en tonos crudos y blancos. Tonos suaves y estructuras fluidas y delicadas.

En contraposición desfilaron modelos ataviadas con prendas súper estrechas y cortas en colores llamativos y con print animal en rojo, blanco y camel.

Una estética muy propia de los rebeldes 90 con combinaciones estridentes y colores chillones.


Se han vuelto a ver la figura del jersey cortito, ya los vimos en la década de los 90 haciendo furor entre las adolescentes, eso sí, es solo apto para abdominales perfectos y tripitas planas. Véronique Leroy los propone ajustados y  en tonos fuertes.

Los estampados son muy extravagantes imitando el print animal de cebra. Se llevan en faldas de tubo con la cintura muy alta y vestidos, definitivamente en una estética muy teenager y un poco menos elegante que de costumbre.

Fuente y fotos: ELLE