fucsia tambien en invierno

No hay ninguna norma que obligue a vestir de oscuro en invierno y con colores alegres en verano, no se si lo hacemos por un impulso o a fuerza de la costumbre, pero si que es verdad que en invierno recurrimos a los colores neutros y preferiblemente oscuros, como negro, gris, marrón, verde, burdeos o lila y en verano nuestro armario se revoluciona y cambiamos a otras tonalidades como naranja, rojo, rosa, turquesa y los menos supersticiosos incluso al amarillo, pues bien las normas están para romperlas, por lo que si quieres lucir de forma diferente y original, debes atreverte con los colores eléctricos también en invierno.

Un ejemplo de lo que podemos hacer con los colores llamativos en invierno lo tenemos en el vestido de la imagen de Marc Jacobs, se trata de un vestido que combina el fucsia con el negro, a través de dibujos sencillos, de corte amplio con un cinturón anudado para resaltar la belleza de las formas de la figura femenina, es un vestido sencillo en la forma pero a la vez muy original.

Lo que no se si Marc Jacobs habrá pensado es que necesitaremos sí o sí, un buen abrigo como acompañamiento, ya que el vestido puede ser suficiente para interiores con un buen sistema de calefacción, pero en la calle con este traje te puedes morir de frío, en resumen, lo de integrar colores cálidos en el frío invierno es buena idea pero si se puede hacer a través de prendas más abrigosas mejor aún.