En el mundo de los blogs, puede pasar de todo, y así fue como se forjo una interesante historia en torno a dos chicas, Kelly y Tina, que una vez que descubrieron su pasión por los bolsos, mientras eran estudiantes de negocios de la Universidad del Sur de California, se dieron cuenta que a través del un blog de moda, podrían compartir a diario su obsesión por los bolsos.

En un inicio, todo era por diversión, pero el blog La Bolsa Snob creció muy rápido y fueron tantas las visitas a su sitio de prendas de vestir, belleza, joyería y ropa para niños, que sin querer, el blog se convirtió en un negocio de 6 cifras, que tiene la ventaja de tener costos fijos muy bajos, por ser una plataforma virtual.

El secreto del blog de moda, es ofrecer un asesoramiento analítico a las chicas, en lugar de simplemente limitarse a reproducir los comunicados de prensa que buscan promocionar ciertos productos. Estas bloggers, ayudan a sus lectoras a tomar decisiones de compra, anima a la conversación y al intercambio de opiniones.

Las críticas negativas también les ha valido ciertos castigos a estas chicas bloggeras, principalmente por parte de las tiendas y las personas de relaciones públicas, que odian las críticas negativas de sus productos. Las chicas tomaron una bolsa de Roberto Cavalli, y comenzaron a criticarla porque parecía estar sucia, debido a su color polvoriento. Curiosamente, estas críticas aumentaron las ventas del citado bolso, tanto así que ahora aparece en su sitio web, como no disponible.

Las recomendaciones de estas chicas, son tan fiables, que muchas esperan sus comentarios antes de comprar algo. La integridad va ante todo. Y si de ingresos se trata, estos provienen por concepto de anuncios, redes de patrocinios y publicidad.

Como diría yo, tener un blog de moda, además de ser algo que puede llegar  a ser rentable si se maneja como negocio, es puro estilo…

Vía: Bussinesoffashion