Los bolsos son unos de los principales complementos de la mujer.En ellos llevamos todo lo que necesitamos durante el día: bolígrafos, libretas, el móvil, el mp3, las llaves, el neceser… Pero no podemos llevar lo más importante… ¡un enchufe para cargar nuestros aparatos eléctricos! ¿O sí?

Gracias a este diseño de Diffus, podemos llevar la electricidad encima. El exterior del bolso está recubierto de células voltaicas en miniatura que se integran en la tela como si fuesen complementos decorativos. De esta forma, 100 células fotovoltaicas recubren el bolso, más que suficiente para cargar el teléfono.

Las placas solares que se han instalado en el bolso pueden generar una energía de 2V, con lo que podemos cargar casi cualquier dispositivo móvil. Además, no es necesario que te vengas a Sevilla en pleno agosto para que surta efecto, con una pequeña exposición al sol es más que suficiente para acumular energía.

Si esto te parecía sorprendente, espera a leer otra de las aplicaciones que tiene el bolso. En su interior cuenta con fibra óptica que, cuando abres el bolso, se ilumina. De esta forma podrás encontrar cualquier cosa que busques en un momento. Se acabó eso de meter la mano en el abismo y trastear durante varios minutos.

La empresa ha decidido innovar con este modelo basándose en su filosofía de combinar la perfección del diseño con la tecnología. Además, contribuye al cuidado del medio ambiente, al ser un complemento que contribuye a usar poca energía en casa. Siempre que salgamos la calle tendremos el móvil cargado, con lo que gastaremos menos energía en casa.

¿No es interesante la aplicación que la ciencia puede tener en el mundo de la moda?