A los bolsos Mulberry no me atrevería a ponerles año, porque tienen un estilo que raya en lo clásico y tradicional, aún cuando aparecen versiones de colores muy vivos.

Lo que se rescata de esta marca de bolsos, es su diseño, calidad y elegancia. Hay algunos bolsos y bolsones que serían perfectos para salir a trabajar, porque dentro de ellos entran muchos papeles y con sus separadores, hay cómo distribuir ordenadamente la carga.

Los bolsos con menos estructura, y cadenas más largas o desarmadas, yo los dejaría para el uso diario de calle, para esas salidas de fin de semana, o hasta para las chicas que tienen hijos pequeños, y tienen que ir cargando juguetes y colaciones. Llevar todo en un solo bolso aliviana la carga.

Yo uso mi cartera para llevar mi agenda, teléfono y por supuesto, algo para comer entre horas en la oficina. Necesito que mi bolso sea con estructura, que luzca bien y mantenga todo ordenado adentro. Por el momento el que tengo para uso diario, cumple el objetivo, pero como todas las mujeres, no me conformo con tener sólo uno, y ya estoy mirando en las tiendas, cuál será el próximo favorito para llevar mis cosas a diario.

Vía: Stylistmulberry

Comments are closed.