Para el próximo año, al igual como fue con este, la tendencia es llevar bolsos onderos, con esa inspiración bohemia que dan las trenzas y aplicaciones a los accesorios imprescindibles como son los bolsos, las bolsas y las carteras.

Los grandes bolsos de chica estudiante, no tienen por qué ser aburridos, hoy tienen que ser chic, coloridos, de diferentes materiales y con alguna gracia extra, como puede ser un moño, cintas, aplicaciones metálicas o trenzas y hebillas.

Los diseños, por simplones y minimalistas que parezcan, en realidad, no lo son tanto, aunque por el tamaño, son muy funcionales y pienso en las futuras mamás, en la que recién son madres y ya tienen que cargar con muchas cosas cada día, y la mujer que trabaja, que puede hacerse un espacio para su computadora personal, sus cosméticos y libreta de notas, más una chaqueta.

Todo entra en estos super bolsos chic. Los materiales preferidos serán las lonas, los cueros, las gamuzas, el charol, las lanas incluso, los hilos que van tejidos a crochet y las texturas de algodón. Todo se vale a la hora de tener un super bolso.

Las más atrevidas, los llevarán en diseños con flores, cintas de color y con diseños de pueblos originarios…

Vía: womenfashiontrends