Burberry hasta hace algún tiempo atrás era, si mal no recuerdo, un estilo con características más bien militares, pero ahora no sólo lleva de esas características en su esencia, sino que además, la mezcla con un colorido trabajo artesanal, que incluye un trabajo de ganchillo, puntilla, escultura, trenzado e impresión.

La mezcla de estilos de Burberry para el 2012 fue todo un éxito, y se define como una colección optimista, alegre y nostálgica.

Las faldas se caracterizaron por su largo, siempre debajo de la rodilla, y una amplitud que las hacía ver vaporosas y encantadoras. Los botones de las chaquetas, incluían un detalle muy bonito, que eran las piedras, que brillaban al tener contacto con la luz.

Los vestidos de Burberry para la próxima primavera, serán plisados y de cortes fluidos. Un detalle no menor de todo lo que se vio de esta marca, fueron los zapatos. Si se fijan bien en las fotos, hay zancos con plataformas, tacos altos, sandalias con cuñas de leopardo y tiritas de colores, así como botines con una polaina que hace ver los pies más llamativos de lo normal.

Los zapatos del futuro tendrán que ser llamativos. Yo apuesto por los de pieles extravagantes, como los de piel de serpiente y salmón. Creo que ese tipo de pieles junto a los coloridos conjuntos de Burberry, el resultado no podría ser menos que perfecto.

Vía: Style