Cacharel trae el tradicional negro de los meses de invierno más alegres estampados, trajes con falda, túnicas, una gran variedad de faldas y vestidos con pliegues y plisados sofisticados y más.

El elemento común de todo, y con todo me refiero a faldas, vestidos y túnicas, es que todas tienen un cinturón delgado que subraya la línea de la cintura.

La cintura se debe marcar si o si en la temporada de frío, ya no pasa nada con esos abrigos anchos y sin forma, o peor aun si tenían forma de globo y estaban algo deshilachados, porque ahora, todo es bastante más elegante y estructurado, sin dejar de ser funcional y vanguardista.

Vía