La cavitación es un tratamiento estético que se muestra como una opción ideal a la liposucción. El mismo se lleva a cabo mediante ondas con ultrasonidos de baja frecuencia que al ser aplicadas sobre la piel, generan microburbujas de vacío en el interior de un líquido o fluido.

Dicha técnica requiere de algunos equipos de aparatología estética para poder ser aplicada correctamente. Asimismo, gracias a la cavitación se puede devolver la luminosidad al rostro, hidratar la piel y eliminar la grasa más persistente. Este procedimiento trata la grasa localizada en diferentes zonas, por lo que se centra en tratar las partes del cuerpo en donde más se acumulan las células grasas.

Además, es un tratamiento bastante completo que permite reducir el volumen en zonas como: abdomen, caderas, glúteos, rodillas y también en la cara interna y externa de los muslos. De esta forma, se puede adaptar a distintos casos, desde aquellas personas que solo quieren tratar un área determinada hasta otras que buscan combinar varias para conseguir una mayor pérdida de volumen.

Dicho procedimiento está pensado tanto para hombres como para mujeres que deseen perder esos kilos que les sobran sin pasar por el quirófano, es decir, personas que están preocupadas por su aspecto y buscan soluciones 100% fiables. Por otro lado, para que sus efectos se mantengan en el tiempo, es de suma importancia acompañar este tratamiento con un estilo de vida sano.

¿Cómo lograr que la cavitación sea efectiva?

El tratamiento de la cavitación dura aproximadamente 40 minutos en realizarse, es un proceso totalmente indoloro. El enrojecimiento leve puede aparecer ocasionalmente pero no es muy probable que genere dolor real. El calor que ejerce la máquina durante dicho procedimiento es perfectamente tolerable.

Por otra parte, el número de sesiones a requerir dependerá en gran medida del caso a tratar. Además, es aconsejable que se recurra a técnicas de drenaje (masaje o presoterapia) para así eliminar las células grasas evitando que sean reabsorbidas de nuevo. Es recomendable seguir una dieta en calorías desde antes de iniciar la cavitación.

También te puede interesar:
Compra perfumes baratos en perfumesclub.com

Del mismo modo, se aconseja beber mucha agua, especialmente después del tratamiento. Tras la sesión de cavitación la grasa se elimina por la orina, por lo que es importante beber al menos 2 litros de agua al día. Para cumplir este objetivo también se debe consumir alimentos diuréticos, como espárragos o alcachofas para así disminuir la acumulación de grasas.

Tres días antes de realizarte esta técnica estética, trata de no ingerir comidas muy grasas, como frituras o picante puesto que este tipo de comidas sobrecarga los riñones y dificultan el drenaje de la grasa. De igual manera, evita consumir alcohol antes y después del tratamiento debido a que deshidrata y hace que la cavitación sea menos efectiva.

Plantéate llevar a cabo una rutina de ejercicios y mantén una dieta equilibrada y saludable, debido a que esto te ayudará a eliminar la grasa que ya ha sido tratada en la cavitación y además podrás mantener tu peso y figura. Con dicho tratamiento obtendrás resultados visibles desde la primera sesión, pero es importante seguir las pautas mencionadas para que la cavitación sea totalmente efectiva.

Ventajas de la cavitación estética: ¿Por qué someternos a este tratamiento?

El principal beneficio de la cavitación estética es la eliminación de la grasa, esta es la razón por la que muchos se interesan en este tratamiento. Con dicho procedimiento se logra acabar con este problema de forma satisfactoria y sin dejar un efecto secundario, siempre y cuando se sigan las indicaciones dadas por el especialista.

Por otro lado, con esta técnica también se logra que la piel se vuelva más elástica, lo que convierte a la cavitación en una buena opción al tratamiento de levantamiento de la abdominoplastia, que como ya sabemos, este se centra principalmente en acabar con la piel floja cuyo resultado se debe al exceso de peso durante un tiempo prolongado que estira la piel hasta que la misma pierde su estética.

También te puede interesar:
Razones para amar la colección de primavera-verano 2015 de Prada

Además, otra de las ventajas de este procedimiento estético es que mejora los resultados de la liposucción. Asimismo, la técnica empleada en la cavitación contribuye a que, luego de una intervención que deja la piel floja y flácida esta quede de forma natural, brindándole un aspecto sano y joven.

De esta manera, se puede comprobar que la cavitación estética trae consigo muchas aplicaciones, no solo es utilizada para eliminar explícitamente la grasa. Asimismo, como recomendación es favorable realizar un drenaje linfático para así eliminar los líquidos que se acumulan por el efecto de la cavitación.

La cavitación debe ser vista y entendida como un tratamiento que ayuda a eliminar la grasa acumulada, pero en ningún caso se considera un procedimiento para lograr la pérdida de peso. Generalmente, las mujeres tienden a acumular grasa en áreas determinadas del cuerpo y en ocasiones esa grasa no puede eliminarse ni con dietas ni con ejercicio, es por ello que esta es una opción ideal.

Por otra parte, el precio de la cavitación suele ser asequible a todos los bolsillos, sin embargo, puede variar dependiendo del centro de estética donde se realice. Asimismo, dado que es un tratamiento que no funciona en una sola sesión, las mismas se suelen comprar por paquetes o bonos, de manera que, además de asegurar un resultado, el precio suele ser más barato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here