Las hemos visto en los desfiles y empezamos a verlas en las calles. Las chaquetas militares son incombustibles, llevan en auge varias temporadas pero este año renacen más radicales que nunca. De corte francés y autentica inspiración napoleónica o con guiños a la Rusia zarista destacan en tonos rojos, azules y negros con apliques dorados. 

Ya en los 60 los Beatles fueron pioneros en sacarlas a la calle y en los 80 Michael Jackson las incluyó en su vestuario como una de sus prendas fetiche. Rebeldes, llamativas y descaradas; hoy se reinventan en clave femenina. En la Condesa Conde puedes elegir y encargar la tuya, merece la pena ver los modelos que tienen en su página web.

Chaqueta de La Condesa

Las casácas de inspiración militar son prendas con personalidad propia, le dan un estilo definido y único a cualquier look. Las combinaciónes que puedes hacer con ellas son ilimitadas.  Partiendo de la más básica; póntela con unos simples vaqueros pitillo y botines o botas de mosquetero, el contraste de una prenda aristocrática tan antigua como ésta es perfecto con la sencillez de unos jeans. 

Otra apuesta para las más arriesgadas son los pantalones de cuero que también vuelven este año como una de las tendencias más marcadas para el invierno, mezclados con chaquetas cubiertas de apliques en tonos metálicos y tacones muy altos en un  look total black . Y si te apetece darle un toque más romántico a tu conjunto apuesta por mezclar tu chaqueta con vestidos de gasa al más puro estilo baby doll.