Claves de una sandalia de tacón para que nunca te haga daño

A la hora de lucir las mejores galas, las sandalias de tacón de aguja destacan por ser la más sofisticadas, pero también por ser el tipo de zapato que más tienen a incomodar. A pesar de esto, muy pocas mujeres deciden renunciar a ellas cuando tienen algún evento importante, y eso a sabiendas de que al final de la noche, lo más probable es que sus pies estén destrozados, tengan rozaduras u otro tipo de incomodidades.

sandalias de tacon scaled

Pero que esto sea lo habitual, no significa que todas las sandalias de tacón tengan este efecto. La clave está en saber elegir las más adecuadas. Para ello, desde la firma de zapatos Martinelli han publicado una serie de consejos que toda mujer debería tener en cuenta a la hora de elegir sus sandalias y donde su composición es clave para evitar problemas.

  • Que tenga una planta de gel. “Caminar será una maravilla”, afirman.
  • Que cuente con una suela híper flexible y antideslizante. Así conseguiremos una mayor adherencia y, en consecuencia, una mayor estabilidad al andar.
  • Que se escoja, siempre que se pueda y quiera, un tacón razonable. Es decir, que aunque lo de sumar a nuestra anatomía doce centímetros extra nos resulte una idea fabulosa, compremos con cabeza y pensemos si de verdad seremos capaces de aguantar con ellos tantas horas de pie o bailando.
  • Que lleve almohadillas o esponjas de gel en la puntera de aproximadamente 3 milímetros. De esta forma evitaremos esa molesta sensación de que el pie se desliza por el zapato.

Todas estas características están muy presentes en el proceso creativo y de producción de los zapatos de tacón de Martinelli cuya comodidad está más que demostrada.

Todas esas invitadas que quieran ser las primeras en llegar y las últimas en irse ya saben dónde buscar unos tacones en consonancia con sus ganas de darlo todo: en Martinelli.

Ir arriba