Los tacones para mujer tienden a ser extremadamente femeninos y elegantes, mientras que los pantalones tienden a ser asociados más frecuentemente con el hombre. Contrario a la creencia popular, a las mujeres más femeninas les encanta usar pantalones, y hoy en día una mujer en pantalones es una ocurrencia normal y común. Los zapatos de mujer a menudo son usados con pantalones para looks muy sofisticados y looks profesionales para el trabajo. Esta poderosa yuxtaposición de la moda también puede ser apreciada en escenarios más informales.

¿Vas a la oficina un lunes por la mañana? Olvídate de la falda y las incómodas medias de nylon que pican y viste mejor unos zapatos con un tacón modesto y unos pantalones entallados. Para una salida nocturna en la ciudad o una primera cita, usar unas plataformas altas con unos vaqueros pitillo es una expresión de estilo muy sutil y sofisticada. Esta combinación permite también que tus piernas  adquieran un aspecto más alargado y una mejor postura.

La consideración principal cuando combinas tacones y pantalones es la longitud de los últimos. El extremo inferior de tus pantalones, bien sean vaqueros o pantalones de trabajo, nunca deben tocar el suelo, ya que esto podría arruinar la línea del dobladillo de tus pantalones favoritos. El dobladillo de tus pantalones debería caer en algún lugar entre el extremo superior del tacón del zapato y la mitad del mismo. También, la bota del pantalón debería caer en forma recta en vez de amontonarse en el extremo superior de tu zapato, lo cual sucederá si tus pantalones son demasiado largos. Esto sin mencionar que cuando las botas tus pantalones se amontonan de esta manera, hacen que tus piernas se vean más cortas y borrarán la silueta delgada que obtienes al usar pantalones entallados con tacones.

¿Te encanta usar pantalones recortados durante los meses del verano y la primavera? Estos cortes de pantalones también pueden combinarse con tacones. Los pantalones recortados tienen dobladillos que caen entre la rodilla y la mitad de la pantorrilla. Este tipo de pantalones son más versátiles para usar con tacones que los capris que bajan hasta la altura del tobillo, los cuales tienden a hacer que las piernas se vean rechonchas, sin importar con qué les combines. Eleva la clase de tus pantalones recortados usándolos en conjunto con unos zapatos de tacón muy femeninos. Los tacones de punta abierta  se ven muy bien con pantalones recortados. Para una mujer de estatura baja, que quiera vestir pantalones recortados, una mejor opción son los tacones chupete; la harán ver un poco más alta y más esbelta sin necesidad de navegar en tacones de aguja todo el día.

Cuando mezcles cualquier tipo de vaqueros con tacones, debes considerar algunas cosas. El corte, el color, el estilo y la longitud de tus pantalones deben ser tenidos en cuenta apropiadamente, y así mismo el color, la altura y el estilo del zapato.