Fuente: cosmohispano

La mirada es lo que más dice de nosotras, es el reflejo de nuestro interior, de nuestra personalidad y nuestro carácter. Por lo tanto, es importante que la destaquemos, además de esta manera nos sentimos más seguras, y eso se nota. Si quieres iluminar la mirada con el maquillaje ¡toma nota!

  1. Para dar una iluminación total  a tu mirada, lo primero que tienes que hacer es ponerte un poco de antiojeras, aunque no sea necesario, siempre da un toque positivo a tu mirada.
  2. A continuación date un poco de sombra blanca, de manera que vaya desde el lagrimal hasta el otro extremo del ojo. Pasaremos el pincel solo por la cuenca del ojo, cuando la tengamos marcada difuminaremos hacia abajo. Es importante que se difumine hacia abajo, ya que si no lo hacemos así se nos irá el maquillaje al garete.
  3. Ahora nos toca elegir, podemos ponernos sombras (de colores u oscuras) o decantarnos por una simple raya. Si elegimos la sombra de ojos, lo que haremos será darnos el tono más claro en el parpado, y un tono más oscuro en la cuenca. Este efecto queda muy bien, crea una mirada muy bonita. Si eliges el eyeliner, hazte la raya del ojo como tu desees, hoy en día hay un montón de formas de hacerse la raya, en YouTube mismamente puedes encontrar muchos tutoriales sobre este tema.
  4. Aunque hayamos elegido las sombras, podemos hacernos una ligera raya en la parte superior del ojo, a mi por ejemplo, me parece fundamental, porque destaca más el ojo y la mirada.
  5. Si quieres que tu mirada se agrande, es decir que tus ojos parezcan que tienen un mayor tamaño, debes usar el eyeliner en la parte inferior del ojo, por el interior del ojo y por el borde exterior.
  6. Por último échate mascara de pestañas, según la necesidad de tus pestañas usa un tipo u otro, puedes hacerlas más largas o puedes darlas más volumen.

 

Fuente: cosmohispano
Fuente: cosmohispano