Hace años éramos más atrevidas, te levantabas un día de la cama y decías: venga me voy a cortar el pelo a lo chico o de repente te entraba un irreprimible deseo de ser rubia….y en consecuencia, más de una hemos pasado meses maldiciendo el fatídico día que se nos ocurrió la brillante idea de hacer algo tan radical.

Sobre todo porque normalmente a la hora de cortarnos el pelo tendemos a buscar un corte de pelo que nos encanta en otra persona, sin reparar en que generalmente su corte de cara no tiene nada que ver con el nuestro y para rematar su textura de pelo normalmente tampoco.

Ese pequeño desliz ha hecho que  muchas chicas con el pelo súper rizado hayan sucumbido a flequillos que las han mantenido unidas a horquillas y pinzas durante medio invierno. O que chicas con el pelo muy fino se hayan hecho un corte súper capeado que le ha disminuido aun más el volumen.

¿Y el color? A veces el cambio radical sale genial pero otras descubres que no, no es que teas rara, es que sienta como un tiro y punto.

El caso es que ahora ya no hace falta arriesgarse “tanto” hay programas informáticos, como este de la revista Elle, en el que solo hace falta meter una foto y ponerse a investigar para que te pueda dar una idea general de como puede ser el resultado de lo que te ronda la cabeza.

Digo general porque no dejan de ser imágenes súper puestas, no es tu pelo ni está peinado como probablemente te va a quedar a ti pero si te puedes hacer una idea medianamente realista de como te va.

Para mis gusto, estos simulacros son muy buenos sobre todo a la hora de hacerse un cambio de color, puedes ver diferentes tonos de rubios, morenos, castaños y negros y aunque me repito: es una idea general, creeme puedes comprobar muy rápido si el rubio te va o no, o en que grado, e idem de lo mismo con los rojos y los morenos.

Esta genial cambiar de imagen y es recomendable hacerlo al menos una vez al año pero no lo hagas a lo loco

El pelo tarda mucho en crecer, un rubio oscurecido con tinte no es fácil de volver a aclarar y una morena que se decolora no vuelve a su color normal sino tras meses de tintes medio descoloridos a las dos semanas de aplicarlos.

Os recomiendo que entréis; al margen de que os vayáis a hacer algo o no, es bastante entretenido probar y garantizado que te vas a reír.

Fuente y foto: Elle