La mayoría de las chicas relaciona la moda francesa con un estilo clásico, sexy y elegante, y tienen razón, si después de todo, Francia es uno de los centros de moda más importantes del mundo, el epicentro del diseño y el fashionismo mundial.

Las mujeres francesas se obsesionan con la ropa de diseñador y los accesorios de marca y calidad. Una característica de la mujer francesa, es que no teme a probar las últimas tendencias, aunque siempre toma como modelo lo mejor de las pasarelas…

La idea es que cualquier chica, común y corriente, pueda seguir el estilo francés sin necesidad de irse  a vivir a París por dos años. Para conseguir ese estilo, veamos los conceptos básicos del estilo francés:

  • Tener un abrigo con estilo en un color neutral, como el negro, blanco o beige
  • Una camisa blanca
  • Pantalón negro
  • Mocasines
  • Bolso de diseñador
  • Falda tubo
  • Bufanda roja
  • Jeans vaqueros
  • Gafas de sol de lujo (o que lo parezcan)

Como verás, los conceptos básicos son los must o piezas básicas que si o si deben estar en tu armario. Ahora, con todas estas piezas ¿de qué manera darle el toque personal?, una manera muy sabia de hacerlo es añadir pañuelos, broches, zapatos o alfileres.

Es vital ser conservadora para imitar ese estilo francés glamoroso del que hablamos. Llevar lentejuelas o grandes escotes puede tirar todo el esfuerzo a la basura.

Las francesas se visten chic aún cuando vayan al supermercado. No hablo de ropa cara o de diseñador, sino de combinaciones de buen gusto, como un vaquero con ballerinas y una camisa de seda, por decir algo.

El estilo francés no solo se trata de ropa, sino de un modo de vivir la vida, donde se privilegia la calidad por sobre la cantidad. Son muy apreciados los aromas y el ímpetu en lo clásico.

Foto