Todos dan ideas acerca de lo que deberían regalar en el día de la madre, pero nadie se detiene a darnos ideas sobre lo que no deberíamos regalarle a mamá, mencionando esas cosas que se compran pensando en el buen gusto, sin embargo, son cosas que a ella pueden caerle como un balde de agua fría.

Veamos qué cosas serían esas:

Ropa actual: Si vas a regalarle algo de moda a tu madre, cerciórate que sea algo moderno y actual, porque fíjense que hoy las de 50 quieren lucir como de 40 y las de 40 como de 30, así de simple. Regalos certeros son las chaquetas de cuero, las botas y poleras largas. La moda de señora está definitivamente fuera de lista, descartada y enterrada. Al momento de elegir la talla de ropa a regalar, revisa bien el armario de tu madre para no equivocarte.

Cartera falsa: Nada es peor para una madre que recibir un regalo de imitación. Probablemente te dará las gracias apenas lo reciba, pero luego querrá quemar el regalo dentro de su horno para no verlo más. La calidad es una cuestión que se huele a la lejos, así que cuidado con las imitaciones.

Joyas de fantasía: Es cierto, las joyas de imitación son preciosas, pero cuando exageramos y regalamos joyas baratas todo el tiempo, estamos en graves problemas. Tu madre comenzará a acumular todas esas latas desteñidas en sus cajones y seguro ya no va a querer saber nada más de joyas de mentira. Un par de aros de un metal precioso no son tan caros y por tratarse de un metal noble, le durarán toda la vida.

Fotos: flickr