La Depilación Definitiva es una alternativa beneficiosa para muchas personas que desean eliminar su vello corporal de forma progresiva y eficaz.

Pero antes de adentrarnos en el tema, cabe destacar que el término “definitiva” no es del todo acertado, actualmente se prefiere decir que se trata de una depilación permanente, debido a que por cuestiones hormonales el vello puede volver a aparecer, pero claro que no en la misma cantidad ni intensidad.

Este tipo de procedimientos requiere de varias sesiones aplicadas mensualmente o cada 20 días, dependiendo de la zona a tratar y las características del vello en particular. Por lo general todos los sistemas eliminan entre un 80 a un 95% del pelo una vez concluido todo el tratamiento, razón por la que son procedimientos exitosos.

Existen muchos sistemas de depilación definitiva, podemos encontrar depilación con Luz Pulsada Intensa (IPL), depilación con láser de Diodo, Soprano, Alejandrita… Todos son tratamientos viables, pero la efectividad depende de que sean aplicados en la persona adecuada con las características necesarias.

¿Qué quiero decir con esto? Que la depilación definitiva que le resulta efectiva a una persona, no tiene por qué ser adecuada para otra. Por lo que no podemos decir que un sistema es superior a otro, pero sí que es mejor en función a las características de quien lo solicita.

Otro detalle a destacar es que la depilación definitiva, sea con el método que sea, es molesta. Puede doler poco más poco menos, porque cada persona tiene un umbral de dolor distinto, y resulta poco agradable el hecho de que se debe dejar crecer el vello antes de proceder a las sesiones o usar maquinilla de rasurar.

También hay que tener en cuenta el valor de las sesiones de depilación definitiva. Como eliminan el vello de forma permanente, claro está que tienen un costo superior a la depilación normal con cera, por lo que este es un factor importante.

Hay que contar con el capital para solventar todo el tratamiento, no se puede comenzar con las sesiones y abandonarlo a la mitad, porque estaríamos tirando todo el dinero a la basura ya que se requiere una cantidad determinada de aplicaciones para conseguir resultados óptimos.

También te puede interesar:
¿Cómo mantener tu melena sana este verano?

Pues bien, habiendo aclarado estos puntos importantes, pasemos a los diferentes sistemas de depilación definitiva que se emplean en la actualidad…

Tipos de depilación definitiva

Depilación definitiva con Laser Soprano

El Láser Soprano esla tecnología más empleada por su gran seguridad y efectividad, además es el menos doloroso.

Elimina el pelo mediante pulsos de energía altos y repetitivos, razón por la que es el único sistema laser en el que el cabezal se pasa muchas veces por la misma zona.Si bien se siente el calor, rara vez resulta molesto o doloroso, y el pelo comienza a caerse pasados unos 10 días de la sesión.

Es idóneo para la depilación de pieles claras como morenas o recién bronceadas.

Depilación definitiva con luz pulsada IPL

Este tipo de depilación también es muy popular debido a que su costo es menor a la que se realiza con láser.

Emplea un haz de luz policromático (de varios colores) que se mueve en muchas direcciones y abarca grande superficies de piel, elimina el folículo piloso con calor.

Las sesiones son más cortas y es el sistema más apropiado para tratar el vello masculino, porque es más denso y cubre mayores superficies de piel. Permite erradicar diferentes tipos de pelocon un único aparato, es eficaz tanto sobre el pelo fino como en el grueso.

Quita vellos con poca coloración, pero no sirve para casos de pelos blancos, rubios muy claros o pelirrojos. Los mejores resultados se consiguen pelo de tono medio a oscuro y piel clara, nunca bronceada.

Elimina un 80% del pelo en 3-4 sesiones, sirve para quitar el vello del rostro, axilas, espalda, muslos, ingle, glúteos, e interior y exterior de las piernas.

Es un tratamiento que solo se puede realizar en invierno ya que la piel no puede exponerse al sol después de las sesiones porque queda fotosensibilizada. No es tan preciso como el láser y requiere de algunas sesiones de mantenimiento anuales.

También te puede interesar:
Maquillaje primavera-verano 2014

Depilación definitiva con Láser Alejandrita

Este sistema es el más indicado para pieles no bronceadas que van desde el fototipo I al IV, debido a que posee la cualidad de extender la duración de los pulsos para ser segura en caso de pieles más morenas.

El vello grueso y de color oscuro es el apropiado para quitar con láser Alejandrita, pero al haber varios tipos de equipos esto no es determinante.

  • Láser Alejandrita de pulso corto:se emplea en caso de pieles que van del fototipo I al II, con vello no profundo y piel sensible. También se usa para quitar pelo residual en pieles de fototipo III al IV.
  • Láser Alejandrita de pulso largo: es el único laser que se usa para depilar de la zona del labio superior o peribucal, también es efectivo en el vello de las piernas, ingle y axilas, como en zonas con irregulares como los dedos de los pies y manos.

Depilación definitiva con Laser Diodo

Es un tipo de laser apropiado para la depilación de pieles morenas, hasta el fototipo VI y la depilación del pelo masculino. Aunque también es un sistema efectivo para pelos y pieles más claras.

Es el más doloroso en comparación con los demás sistemas, y hay disponibles variantes de los equipos:

  • Diodo de pulso súper largo: para pieles bronceadas y morenas, da buenos resultados en pelos profundos y gruesos.
  • Diodo en modo superHairRemoval: para pieles muy oscuras y bronceadas, pero siempre con vello oscuro y grueso.

Como puedes ver los sistemas de depilación definitiva son variados, para saber cuál es el más conveniente para ti, debes acudir a un centro de estética corporal en donde los especialistas te evaluarán apropiadamente e indicaran que método se adapta a tus necesidades.

Daniela Montecchiarini