La maison francesa estrenó en París su primera colección sin su genio.

Tras la marcha de Galliano la firma ha estado en manos del equipo comandado por  Bill Gaytten, quién todavía a la espera de que la firma lo nombre definitivamente como diseñador de la casa, ha decidido no arriesgar más de la cuenta y se ha estrenado en la capital francesa con una colección que seguía fielmente el estilo de la casa Dior.

La colección primavera verano 2012 venía marcada por un estilo retro, muy  años 50, con cinturas altas muy marcadas, faldas tulipán y vestidos de día en colores  suaves.

Eso sí ha seguido la corriente de las transparencias y ha presentado atrevidos vestidos con gasas totalmente translucidas.

Para los vestidos de noche Dior este año propone sedas y gasas, con mucho movimiento.

Otros protagonistas han sido encajes y transparencias y en cuanto a los tonos se ha decantado por los básicos, fundamentalmente crudo, negro y nude.

Os dejo fotitos:

Fuente y fotos. ELLE