Victor & Rolf han traído la magia a París. Hasta ahora la semana de la moda francesa se estaba desarrollando sin demasiadas emociones, todas las colecciónes venían dentro de las pautas del clásico, algunos comentaban entre corrillos que se notaba la ausencia de Galliano y sus locuras geniales.

Pues bien, la rutina tocó su fin con el inicio del desfile de los holandeses Viktor & Rolf que rompieron filas con una colección de cuento de hadas modernas.

La fantasía iluminó los rostros de los presentes cuando empezaron a desfilar soberbios vestidos labrados basados en princesas, heroínas y maléficas de los cuentos de nuestra infancia.

Definitivamente la fantasía y la alta costura han encontrado el punto en común en la aguja de estos dos genios.

Vestidos con mangas King Size , modelos similares a pasteles de colores adornados con gigantescos pespuntes de lazo. Un colorido digno de las mejores creaciones de Disney y complicados brocados que se se enlazan en transparencias, encajes y gasas.

Parecen los vestidos que imaginábamos de niñas que llevarían nuestras princesas. Han sabido mostrar esa ternura infantil y mezclarla a su vez con la sinuosidad de los cortes exactos para hacer realidad esos vestidos de cuento con dosis de realidad. 

 

Mención especial a los modelos de cocktail: mucho más ponibles y no menos espectaculares.

¿No os parecen perfectos para ir a un evento y ser única?

Atención al azul Calvin Klein….¿Lo habéis visto en abriguitos veraniegos y vestidos en total look? Parece que será otro de los fijos del verano.

Echarle un ojos a la colección, merece la pena verla.

Fuente y fotos: ELLE