El drenaje linfático manual es una terapia de masoterapia que consiste principalmente en aplicar algunos masajes suaves sobre diferentes zonas del cuerpo para así mejorar la circulación de la linfa. Asimismo, su finalidad es mejorar la contracción automática de los vasos sanguíneos contribuyendo a la eliminación de edemas.

Del mismo modo, muchos profesionales tienen a su disposición diferentes equipos de estética en alquiler para ayudar a otros a desempeñarse de la mejor manera. En consecuencia, dichos instrumentos de trabajo suelen ser de suma importancia en el área de la estética.

Sin embargo, el drenaje linfático manual busca imitar los movimientos naturales de dicho procedimiento mediante suaves maniobras, logrando así la desobstrucción y el desaguado adecuado de la linfa. La técnica del drenaje linfático se emplea generalmente en el área de la estética como complemento de los tratamientos de reducción corporal, piernas cansadas, varices, flacidez y rejuvenecimiento facial.

Por otra parte, uno de los principales objetivos del drenaje linfático es lograr movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de desecho que tienden a acumularse en el líquido que ocupa el espacio entre las células. De ahí proviene que una de las principales aplicaciones de dicha técnica sea la retención de líquidos aunque en el ámbito de la estética se utiliza en el tratamiento de la celulitis, los problemas de circulación y hasta el acné.

De igual manera, el drenaje linfático ayuda a reabsorber los líquidos, reduce la inflamación, contribuye a mejorar las defensas del organismo, tiene una acción sedante sobre el dolor y también genera un efecto de relajación por lo que es sumamente recomendado en situaciones de estrés.

También te puede interesar:
Prácticos consejos de belleza masculina: 1, 2, 3... ¡y a triunfar!

Además, es un excelente tratamiento para la piel debido a que al favorecer la circulación de la sangre contribuye a que no se formen bolsas ni arrugas. Asimismo, dependiendo del tipo de problema para el que se requiera el masaje se pueden necesitar hasta diez sesiones de una duración de aproximadamente una hora para que los efectos puedan ser percibidos.

Beneficios del drenaje linfático que mejorarán tu estilo de vida

  • Dicho tratamiento contribuye a mejorar la circulación del líquido linfático que se encuentra ubicado debajo de la piel, y además ayuda a atacar las bacterias que dañan nuestra salud. Por otro lado, disminuye las molestias causas por las varices e inhibe el dolor de las piernas cansadas.
  • Asimismo, este procedimiento indoloro favorece al sistema inmune encargado de eliminar las toxinas, bacterias, virus y células muertas. De igual manera, tiene efectos positivos en el sistema nervioso simpático y también mejora la apariencia y textura de la piel.
  • El drenaje linfático es útil en postoperatorios de cirugías debido a que contribuye a botar toxinas acumuladas durante el proceso. Además, está muy recomendado para aquellas personas que sufren de estitiquez porque estimula el sistema digestivo.
  • Gracias a la estimulación de las funciones renales, este tratamiento elimina toxinas a través de la orina. Por esta razón, es normal que la frecuencia de la misma aumente por algunas horas después del masaje. Al disminuir la hinchazón e inflamación se podrá experimentar una relajación corporal envidiable.

Por otro lado, a pesar de que el drenaje linfático es una técnica sumamente conocida y de demostrada eficacia, es de suma importancia que sea aplicada por especialistas en el área de la estética puesto que un mal manejo de este tratamiento puede acarrear problemas de salud de diversa severidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here