Los hermanos Dsquared le pusieron el punto rebelde y divertido a la pasarela de Milan con una colección llena de color y de toques gamberros. Mezclas imposibles fueron las protagonistas de un desfile que estuvo marcado por la comodidad y la estética a caballo entre la moda tribal y la tendencia étnica.

Destacamos las botas de agua metalizadas y las de colores chillones (amarillo, verde, azul) con calcetines por fuera, parece que este año va de calcetines, los tuvimos con sandalias en las pasarelas de verano y ahora vienen por fuera de las botas…

Otra tendencia del verano que se pasa al invierno son las gafas de pasta en colorines y con formato XL.

Este otoño vamos a ver mucho denim, así que es buen momento para rescatar la cazadora de tus años escolares del desván porque además se  llevan gastadas.

Cortes asimétricos y print animal han sido otra constante del desfile.

Otro must para apuntar: vuelve la moda yankee, habrá que hacerse al menos con una camiseta que enarbole la bandera americana para usar con vaqueros en versión sport chic.

Para terminar otro remember: Los bolsos de flecos.

Todas estas tendencias juntas son muy dsquared2….solo apto para modernos empedernidos pero por separado se pueden sacar ídeas interesantes. Echarles un ojo a las fotos.

Fuente y fotos: ELLE